Fondo

domingo, 17 de septiembre de 2017

Mogarraz

Mogarraz es un municipio y localidad española de la provincia de Salamanca, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Se
integra dentro de la comarca de la Sierra de Francia. Pertenece al partido judicial de Ciudad Rodrigo y a la Mancomunidad Sierra de Francia.

Su término municipal está formado por un solo núcleo de población, ocupa una superficie total de 9,05 km² y según los datos
demográficos recogidos en el padrón municipal elaborado por el INE en el año 2016, cuenta con una población de 309 habitantes.
La villa de Mogarraz está declarada Bien de Interés Cultural con categoría de conjunto histórico en 1998, presentando una estructura
urbanística de trama típicamente medieval, con calles estrechas y trazado regular.
La fundación de Mogarraz se debe al proceso
de repoblación llevado a cabo por los reyes leoneses en la Edad Media en la Sierra de Francia. De este modo, Mogarraz pasó a
formar parte del alfoz de Miranda del Castañar tras la creación de este por el rey Alfonso IX de León en 1213. Con la creación de
las actuales provincias en 1833, Mogarraz fue incluido en la provincia de Salamanca, dentro de la Región Leonesa,  adscripción territorial
que se ha mantenido vigente hasta la actualidad. 
Casas con arquitectura tradicional de la Sierra de Francia. Fachadas con entramados
serranos de madera rellenas de mampostería y símbolos a descubrir grabados en la piedra. Balconadas típicas.
Iglesia parroquial Nuestra Señora de las Nieves con planta de cruz latina y altar barroco. El campanario destaca sobre los
tejados de las casas de la villa.
Plaza Mayor, es de forma ovalada, donde se celebraban festejos taurinos.Ermita y Fuente
del Humilladero.
Museo Etnográfico de Mogarraz "Casa de las Artesanías", un recorrido por la artesanía más
peculiar de la localidad. El trabajo del oro (los orives), el cuero, los bordados y los trajes.
Mogarraz cuenta con un trazado urbano muy característico, con influencia del mundo árabe y judío.
Si el autor de estas fotos no desea que estén expuestas en este blog, le ruego me lo haga saber y serán retiradas de inmediato. Gracias.


miércoles, 12 de julio de 2017

¡¡Feliz verano!!

Queridos amigos!! Con estas refrescantes imágenes del puerto y playa de mi ciudad, os deseo que paséis un feliz verano. Yo haré unas semanas de descanso bloguero hasta septiembre. Que disfrutéis a tope tanto si salís como si no. Montón de besos y abrazos para todos.

viernes, 23 de junio de 2017

Mirambel

Mirambel es una localidad y municipio español de la provincia de Teruel, comunidad autónoma de Aragón, de la comarca del Maestrazgo. Mirambel se sitúa al pie de la
montaña de San Cristóbal, cerca de la rambla de Cantavieja, que desemboca en el río Bergantes.
El área de Mirambel estaba ya poblada en
época ibérica, como lo demuestra el yacimiento de El Castellar. Existió asimismo una necrópolis cerca de donde se alzan actualmente la iglesia parroquial y la rectoría. Ya en 1860

el entonces rector de la Universidad de Valencia, Nicolás Ferrer Julve encontró varios enterramientos y hachas de piedra, hallazgos que se han visto ampliados en campañas más recientes. 

El centro histórico de Mirambel es uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes de Aragón. En 1980 todo el casco urbano de declaró BIC por ser «villa cargada de historia,
conservando en su totalidad el recinto amurallado y las notables construcciones, sin alterar la imagen y el ambiente Medieval» y recibió en 1981 la Medalla de Oro de Europa

Nostra por las tareas de restauración, que entregó personalmente la reina Sofía de Grecia, a la que se le concedió el título de "hija adoptiva de Mirambel".

Las Murallas Rodean totalmente la villa y en parte están ocultas por las casas adosadas a las mismas, excepto en la parte norte, en que están totalmente visibles. Parte de las murallas
fueron construidas por los caballeros templarios, y en sus tiempos existían al menos cinco torres, de las que quedan dos en la actualidad, ambas en la parte norte. Las

murallas cercaban totalmente la población medieval, que posteriormente creció a lo largo de la actual calle Mayor. Entre los accesos destaca el Portal de las Monjas, con su
decoración de celosías de yeso. 

Convento de las Monjas Agustinas: Se sabe que en 1342 se dio permiso para reconstruir una ermita extramuros de la villa. En 1413 el
Justiciable Bayle y otros habían incurrido en excomunión por haber derribado la ermita a fin de construir de una parte de las murallas. En abril de 1564 la villa cedió en usufructo la
nueva ermita para fundar el convento de las religiosas Agustinas y el 15 de abril de ese año tomó posesión su fundadora, procedente de Valencia. En 1789 la villa cedió el dominio
directo de la ermita. La iglesia de Santa Catalina Mártir es de dimensiones regulares aunque bien ornamentada, estando aneja al convento y casa que fueron el antiguo hospital.
El altar mayor de la iglesia obedece al orden salomónico. Existen otros retablos góticos y varias inscripciones muy difuminadas. En el huerto del convento estaba enclavada una de
las torres redondas que fortificaban y resguardaban la villa. Se mandó derribar en 1892, sin respetar las inscripciones árabes que tenía.

La iglesia parroquial de Mirambel aparece mencionada ya en su carta puebla, en la que el rey Jaime II de Aragón concede autorización para allegar recursos a su reparación en 1308.
El 12 de septiembre de 1679 encontramos un acuerdo de sus vecinos para fabricar la nueva planta. En 1837, en el contexto de la Primera Guerra Carlista se prendió fuego a la iglesia,
que quedó destruida con gran parte de su patrimonio. Tan sólo restaron las paredes y la torre, reutilizadas en la reconstrucción que dirigió el valenciano Salvador Minero, en estilo
barroco. El Palacio Consistorial se terminó en 1615, aunque las obras habían comenzado al menos en 1538. Se encuadra en la tradición de las lonjas-trinquete y tiene tres plantas. Le
caracterizan los arcos de sillería, los ventanales y los ráfeles de los tejados, que indican una época de poder económico. En su planta baja se encuentra una cárcel de cronología anterior,
probablemente gótica. En su sala principal, en la segunda planta, se han representado obras teatrales dadas su amplitud. Figura en su fachada el escudo de la villa tallado en piedra.

El castillo: El núcleo principal que permanece hoy día es la parte más antigua del mismo, y una pequeña parte de lo que fue durante la Edad Media. Data al menos del siglo XIII y fue
reformado varias veces hasta que acabó convirtiéndose en una vivienda particular alrededor del siglo XIX y fue demolido en gran parte en la década de 1950. Quedan restos de las paredes de mampostería y algunas de adobe con arcos apuntados de acceso. En 1999, el Instituto de Patrimonio Histórico Español llevó a cabo unas excavaciones arqueológicas que han contribuido a conocer algo mejor la historia del

monumento. La Casa de Aliaga: Tiene la distribución típica de los palacios renacentistas aragoneses. Es muy similar a la Casa Castellot, que se encuentra en la misma plaza. La puerta de ingreso al palacio es en arco de medio punto; en la planta noble, las ventanas tienen alfeizar moldurado; y el ático se cierra con una galería de arquillos aragonesa debajo de un amplio alero volado. 

Casa Castellot: Se trata de un palacio
renacentista aragonés típico, que ocupa todo un frente de la plaza Aliaga. En la fachada se concentran todos los signos del elevado estatus social de la familia propietaria. En la planta baja hay una sobria portada con arco de medio punto. En la planta noble las amplias ventanas son adinteladas con el alféizar
moldurado y por último el edificio se cierra con la típica galería de arcos aragonesa bajo un doble alero volado de madera.
Imágenes bajadas de internet, si los autores de las mismas no están de acuerdo en que aparezcan en este espacio, les ruego se pongan en contacto conmigo y serán retiradas. Gracias.
  

lunes, 5 de junio de 2017

Permaneceré en ti


Tenme entre tus brazos aunque sea en sueños,
Y deja la llama encendida que emprendimos 
y que
Locos nuestros cuerpos se fundieron enfebrecidos,
amor de mi vida, dulce y eterno amor.
No te lleves los suspiros, déjalos prendidos en mí
Para cada día llenarlos de la pasión que sale
Del amor desgarrado que dejas en el camino,
Apenas sin haber caminado.
Amor mío, quiero cubrirte aún desde la sombra
En esa imperiosa llamada tuya de mi presencia.
Sé que hasta en sueños me necesitas
Y yo, esperando los besos que me dieras.
Amanecer en ti, y sentir tu aroma
Que te acercas para escuchar los gemidos,
Del amor compartido y tan querido, como flores
Que brotan en primavera.
Seguiré amándote en silencio en ese amor que provocas
Siendo cada noche testigo incansable
Que me das puro y sincero y donde tus manos necesito
En caricias serena, puras, suaves…
Necesito saber que estas en mi mundo
Así como el viento mueve los árboles… y la brisa,
Nos traerá el frescor de tanto amor entregado
Y compartido, hasta sentir dolor del alma.
Te amo, amor de mi vida, y siempre
Permanecerás en mí y yo en ti, en ésta historia de amor
Que estará presente en el tiempo
De nunca jamás
    
Autora: Carmen Calderón

Imagen  bajada de la red, si los propietarios no les gusta que este en mi espacio, les ruego me lo hagan saber y será retirada de inmediato. Gracias.

lunes, 22 de mayo de 2017

Castellfollit de la Roca



Castellfollit de la Roca es un municipio de la comarca de La Garrotxa, y se trata de uno de los pueblos más pequeños de Cataluña, y una población cercana a los 1000 habitantes. La
población forma parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa.
El casco antiguo de la localidad, de origen medieval, está formado por plazas y calles
estrechas y umbrías. En el extremo del precipicio se encuentra la plaza-mirador Josep
Pla, con una impresionante panorámica. La iglesia de Sant Salvador, del siglo XIII; el campanario de Sant Roc, y, sobre todo, el entorno natural del pueblo son sus bellezas
más destacadas. También es muy recomendable hacer una excursión hasta el Santuario del Cós. La imagen que nos ofrece Castellfollit de la Roca es espectacular ya que el 
pueblo se encuentra situado a 296 metros de altitud sobre un acantilado basáltico (la cinglera de Castellfollit) de 50 metros de altura formado gracias a la acción erosiva de los ríos
Fluvià y Toronell sobre los restos volcánicos de hace miles de años. Desde la carretera, justo antes de llegar, podemos contemplar una fantástica panorámica de los acantilados y la
población, no es extraño encontrar imágenes y pinturas de la villa en todo Cataluña y el extranjero.En el interior de la villa encontramos el casco antiguo, de visita obligada para ver
sus calles estrechas de origen medieval construidas en su mayor parte por rocas volcánicas. También es recomendable visitar el extremo del acantilado, donde se encuentra la
Plaza Josep Pla, un fantástico mirador desde donde contemplar el valle de los dos ríos. Otra opción para contemplar el horizonte es subir al
campanario de la iglesia de San Salvador
situada delante de la plaza, se trata de un edificio renacentista del siglo XIII y de planta
cuadrada que fue destruido durante la Guerra Civil y que hoy en día es un centro
cultural. 
Un poco más lejos del casco antiguo
encontramos el campanario dedicado a San Roque con un reloj del año 1925 que fue construido por un monarca de La Garrotzacomo muestra de gratitud por el apoyo que le dio el pueblo para llegar a ser diputado de las Cortes. Como curiosidad comentar que fue en Castellfollit de la Roca donde el pintor
Josep Berga y Boix comenzó su trayectoria
artística a finales del siglo XIV. Muchas de sus obras fueron destruidas cuando se quemó la iglesia durante la Guerra Civil.


Imágenes bajadas de la red, por favor, si los autores no desean que estén en este blog, ruego me lo hagan saber y serán retiradas al momento.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...